Turismo en Heidelberg, Alemania





Heidelberg es pequeña y está impecablemente organizada, como cada ciudad dentro de Alemania. Pero tiene un poco de la alegría común de las esquinas germánicas más alejadas de los grandes centros. Esta ciudad tiene en su haber la primera escuela de medicina en Europa, fundada aquí hace 800 años. Es lo que atrae a muchos estudiantes de diferentes partes del mundo, dando a la ciudad un aire cosmopolita y noches memorables. Además de juvenil, Heidelberg es esencialmente romántica. No es de extrañar, que fue adorada por muchos poetas en el siglo 19. Sólo Goethe (1748-1832) visitó ocho veces el municipio dividido por el río Neckar y dominado por las ruinas del castillo de Heidelberg. Un ferrocarril lleva a tal construcción, que se utiliza actualmente para banquetes, bailes, obras de teatro y conciertos al aire libre durante el verano. El viejo centro, a su vez, forma la más grande calle peatonal de Europa. Y realmente vale la pena perder un par de horas caminando allí, sobre todo para descubrir cosas interesantes, como el Museo de la Cerveza, la monumental iglesia Heiliggeistkirche y las cadenas de estudiantes, donde se pueden aun ver estudiantes cuando se están peleando con grupos rivales. ¿Sabes cómo se celebraba cuando salen de las clases? Con cerveza, por supuesto.

Cómo llegar a Heidelberg, Alemania?

Heidelberg está vinculada a varias ciudades por carretera y vías férreas. Una forma más rápida de llegar a la ciudad es por avión, aterrizando en el aeropuerto Lufthansa.

Datos importantes de la ciudad:

  • Población: 147.000 habitantes
  • DDD: 6221
  • Zona horaria: 4 h (GMT)
  • Distancia desde otras ciudades: Berlín 630 kilómetros, 524 kilómetros de Dresden, Bavaria 298 kilómetros, 225 kilómetros de Nuremberg, Hamburgo unos 575 kilómetros, de Rothenburg 66 kilómetros, 634 kilómetros de Lübeck, Colonia (Köln) 254 kilómetros.

La mejor época para visitar: La ciudad es encantadora y puede ganar un aire aún más romántico en la primavera, entre abril y mayo. Pero es en el verano, cuando el festival ocurre en el Castillo, con música, teatro y danza, que Heidelberg muestra su más joven y animada cara.



Deja tu comentario
Tu Comentario